Los efectos de aplicar un sistema de control de precios

Conoce las consecuencias que traería consigo esta medida que no ha funcionado en el pasado.

La lógica para entender los efectos negativos del control de precios se resume en lo siguiente: establecer un precio máximo representa un desincentivo a la producción del bien afectado, las empresas podrían decidir no entrar al mercado por el temor a no recuperar su inversión y se prevé menor rentabilidad a futuro.

Es así que, los cambios en las decisiones de los agentes económicos generan una depresión en la cantidad ofertada con la que no se lograría satisfacer la demanda; provocando así, la escasez de estos productos, algo que ya se ha visto durante la década de los 80 en el país.

Asimismo, existe la posibilidad del desarrollo de mercados negros, en los que se oferten productos a un precio superior al establecido; los cuales, muchas veces, son de peor calidad. En Latinoamérica, países como Argentina, México y Bolivia han sufrido los efectos negativos tras aplicar políticas similares. En Argentina, el presidente Fernández aplicó una política de control de precios sobre los supermercados, y estos dejaron de ofertar el 72% de sus productos.

Por otro lado, el actual incremento de precios obedece a cambios en los precios internacionales de las materias primas: entre diciembre de 2020 a junio de 2021, el precio del maíz amarillo, aceite de soya y el petróleo han aumentado en más del 60%, 80% y 39% respectivamente, lo que conllevó a que los precios de los productos de la canasta básica se incrementen.

La Verdad Noticias Piura

Leer anterior

Lo que deberían hacer ante el aumento de precios las entidades de Estado

Leer siguiente

Ayuda para menor que sufrió quemaduras al caerle chicha hirviendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *